Ubicación

FALLECIO "LA CALACA"

Muchos originarios de Yuriria conocimos a Alejandro Nava Gaytán, alias "la calaca", un adulto joven que si bien le gustaba ingerir bebidas alcohólicas y divertirse a su muy particular estilo, nunca se metía con alguien. Toda esta semana se habló sobre su deceso y las posibles causas de este, y todo apunta para que haya sido víctima de la brutalidad policiaca de algunos miembros del cuerpo policiaco de nuestro municipio.

Ojalá y todo se esclarezca, ya que ninguna persona sin importar su situación socieconómica, física, psicológica o étnica, no puede ser víctima de tal brutalidad.

Pego una nota del periódico A.M.

Lo llevan de los separos al hospital y fallece



REDACCIÓN


NOTA PUBLICADA: 29/3/2012


Un hombre murió en el Hospital Regional de Uriangato por traumatismo craneoencefálico y sangrado del tubo gástrico, cuando acababa de ser trasladado de los separos de Yuriria.


La víctima, Alejandro Nava Gaytán, de 30 años, estaba detenido desde el domingo por alterar el orden público.
Sus familiares presentaron una denuncia ante el Ministerio Público contra quien resulte responsable por las heridas que le provocaron la muerte.
La dirección de Seguridad Pública de Yuriria aseguró que esperarán a que las autoridades determinen cómo ocurrieron los hechos, desde la detención hasta el momento del fallecimiento.
Se aseguró que si policías fueron responsables de las lesiones se tomarían las acciones de ley necesarias.


De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia del Estado, personal del hospital reportó que Alejandro llegó con traumatismo craneoencefálico, lo que minutos más tarde provocó su muerte junto con el sangrado que padecía en el tubo gástrico.
Los familiares aseguraron que el domingo el hombre había ingerido bebidas alcohólicas, por lo que al ser sorprendido por una patrulla de Policía Municipal fue detenido y trasladado a los separos, donde permaneció hasta minutos antes de su muerte.


De acuerdo con su versión, varios testigos les informaron que Alejandro fue golpeado al momento de su detención.



Descance en paz!