Ubicación

DANZA Y CULTURA YURIRENSE, ¿SE APOYA REALMENTE Y COMO SE DEBE?

Ayer domingo, fui al centro de Yuriria a dar un pequeño paseo con la familia y me encontré con la sorpresa de ver al grupo de danza folklórica de niños con sonajas (al parecer son originarios de la comunidad de Parangarico), este grupo también es conformado por dos o tres personas mayores, uno que toca el violín, otro que toca una tambora y otro que dirije a los niños para que no  pierdan el paso en la danza.

¿Por qué fue para mí una sorpresa?

Simple,  a este grupo solamente lo veo en la fiesta anual del pueblo, cada día cuatro de enero (cada año).

Siempre me he preguntado si este tipo de grupos independientes son realmente fuertes para no desaparecer con el paso del tiempo, debido a la falta de interés de los nuevos integrantes o la falta de desarrollo en la calidad de sus actuaciones o “performances”.

Creo que este tipo de agrupaciones con muchos años de tradición y con riesgo de desaparecer, deben ser tomados en cuenta por las famosas “CASAS DE LA CULTURA”, sin duda su trabajo en la formación de niños y jóvenes desde cero es muy importante, así como la difusión de arte de otros municipios y países, sin embargo a veces pareciera que estas agrupaciones de danza como la que menciono anteriormente, se ven olvidadas y un tanto marginadas en cuanto a apoyos gubernamentales.

¿Por qué creo que debe intervenir una institución como una “CASA DE LA CULTURA” para con estos grupos?

Por que las personas que fundaron y/o le dan seguimiento a esta actividad, tarde que temprano se pueden retirar,  sea el motivo que sea, por lo que un valor cultural tan importante como ese se puede perder para siempre.

Mis propuestas concretas son:

-          Que la CASA DE LA CULTURA arrope a dichas agrupaciones e incentive a las nuevas generaciones a seguir en esta actividad (Institución que tiene la obligación de hacerlo por ser manejada con recursos públicos, recursos de yurirenses guanajuatenses para invertirse en yurirenses guanajuatenses).

-          Que se busque la manera de otorgarles herramientas adecuadas y acordes a la actualidad (equipo sonido, micrófonos inalámbricos, vestuario, etc.), ya sea con apoyo gubernamental o patrocinio de la iniciativa privada.

Ojalá y se pueda hacer algo, si no se quiere por parte del gobierno, puede que sea por parte de alguna asociación civil o iniciativa privada.