Ubicación

CENTRO HISTORICO ¿ASÍ DEBE QUEDAR?

Yo no sé, estimado lector, pero ahora que se le ha estado dando seguimiento a los trabajos de remodelación del centro histórico, me he percatado, que mucho de lo bonito que han quedado algunas cosas se afeen con otras. ¿Recuerdan cuando empezó todo por la estatua en memoria a Don Pedro Gaviña?, estatua que están en su derecho de hacerla y ponerla donde gusten, pero en mi muy personal punto de vista NO donde está (hasta Fray Diego de Chávez ha de estar molesto por esta igualada). Aquí ya restó algo a la estética del jardín, junto con la fuente mal hecha que tira muchos litros de agua, todo por no hacerla alguien especialista en ese ramo (al rato va a estar todo el piso enlamado y desgastado por el agua).


Otra situación que he leído y escuchado, es sobre el asunto del estacionamiento “público” en el mismo jardín, cosa que no es así, por eso lo puse entre comillas, es una zona arreglada con dinero del erario, dinero recaudado de los impuestos de la mayoría de los mexicanos pero que solo lo pueden utilizar unos cuantos, estacionamiento privado, pues.


Ahora la “brillantísima” idea dejar los puestos ambulantes que se encuentran en la parte baja del jardín (calle Fernando Núñez), pensé yo: “vamos a ver que estándares pide el gobierno federal o la INAH para poder dejar estos en una zona con arreglos importantes”, pero resulta que lo que van a poner parecen casitas-letrinas de escuelas rurales hechas con láminas (vaya, sí que se rompieron la cabeza para idear algo lindo para que no se vea feo). Ya no hablo de una reubicación que debería de ser obligatoria, pero joder, no esas láminas.


Yo no sé, estimado lector, pero a mi parecer todo el dinero que se está invirtiendo (dinero por parte del gobierno federal, nada que ver el municipio) en arreglar el centro, puede que no logre su verdadero objetivo, que es embellecer algo que debe de estar a la altura de un Pueblo Mágico.


Bueno, al meno yo estoy muy decepcionado, esperemos que haya cosas buenas de que hablar de esta administración que recién acaba de iniciar.