|Yuririanet.com| Directorio Virtual

Ubicación

BUSCA UN NEGOCIO O SERVICIO

Busca un negocio o servicio

Twitter

OTRAS NOTICIAS

NOTICIAS EN TECNOLOGIA

Balacera en Uriangato; asesinan a un comandante y sus dos escoltas

Algo muy lamentable acaba de ocurrir hoy al medio día por el bulevard Leovino Zavala en Uriangato.

Fuente: diario "Milenio"

Un grupo de sicarios asesinó a 3 agentes y dos civiles en el municipio de Uriangato, en un ataque registrado hoy al medio día. También hirieron a otras tres personas, confirmó la policía.

El embate se registró cuando un comandante y sus dos escoltas, almorzaban en una fonda en pleno centro de la ciudad, en la esquina formada por el bulevar Zavala y Misión San Antonio.

Los sicarios “rociaron” de balazos el pequeño restaurante, donde se encontraba una docena de personas. El primer reporte señala que se encontraron cuando menos 120 casquillos.

El subprocurador de la zona C de la Procuraduría, Armando Amaro, dijo que sus agentes frecuentaban el lugar y fueros sorprendidos por los pistoleros, cuando se disponían a comer.

De acuerdo con algunos testigos, 4 hombres se acercaron a la fonda “Doña Mary” y sorprendieron a los agentes. Los policías no pudieron replegar la agresión.

Testigos informaron que los hombres descendieron de una camioneta Lobo con placas de Michoacán, así como de un automóvil tipo Astra con placas del Distrito Federal. La policía aún mantiene un operativo en busca de los agresores.

El nombre de los agentes caídos son: el primer comandante Salvador Vargas González y sus escoltas, Pablo César Álvarez Rico, así como Fidel Palomares Hernández, todos destacados en la agencia del ministerio público de Uriangato.

También murió la propietaria del lugar, María Katia Cortés, así como su ayudante, Nayeli, cuyos apellidos aún se desconocen; sólo se sabe que es originaria de Yuriria, Guanajuato.

Hasta a las 18: 50 horas, la policía no informaba el motivo de las agresiones en contra de los agentes, aunque se comentó que podría tratarse de posibles ajustes de cuentas de narcotraficantes.

El Subprocurador, Amador Amaro, lamentó la muerte de las agentes ministeriales y las dos mujeres, así como la agresión en contra de civiles.

El ataque consternó a la población, pues de inmediato, varios locales comerciales decidieron cerrar ante la violencia que se vive en Uriangato, municipio que colinda con Michoacán.

Nuestro más sentido pésame a la familia de las dospersona fallecidas originarias de nuestra ciudad y también para las familias de los agentes.

DESCANCEN EN PAZ

UPDATE:


Pego información publicada por el diario AM:

4/NOVIEMBRE/2008
Masacre en la fonda



» Matan a cocinera
Redacción / Uriangato

Tres elementos de la Policía Ministerial y dos civiles murieron acribillados en un ataque realizado por un grupo armado.

El atentado ocurrió en una fonda ubicada en un bulevar de Uriangato, en donde además resultaron lesionadas otras tres personas.

Hace apenas una semana fue asesinado el agente Eduardo Valtierra Solorio en una fonda ubicada en Salvatierra.

En esta ocasión los elementos asesinados fueron identificados como el comandante Salvador Vargas González y sus escoltas Paulo César Álvarez Rico y Fidel Palomares Hernández, originarios de Guanajuato y Salamanca.

A las 12:30 de ayer, los policías se encontraban comiendo en la fonda “Mary” ubicada en el bulevar Leovino Zavala, a un kilómetro de la carretera Yuriria-Uriangato.

Al lugar llegaron dos vehículos, un automóvil Chevrolet Astra gris con placas del Distrito Federal del que se bajaron alrededor de cuatro personas con armas largas y se acercaron hasta el exterior del negocio de comida.

En el lugar, los sicarios dispararon en varias ocasiones ráfagas de AK-47 (cuerno de chivo) al interior. Los agentes no tuvieron oportunidad de repeler la agresión.

En el lugar, además de los policías ministeriales había otros comensales.

“Cuando llegué con mi hijo, había mucha gente en la fonda y después comenzaron a llegar varias patrullas y ambulancias, de ahí yo alcancé a ver que los paramédicos sacaron a dos personas, mi hija dijo que escuchó como varios tronidos de cohetes y mejor se fue a esconder en la misma casa”, comentó una vecina de la calle.

Casi al instante, fallecieron víctimas de varios impactos de bala, los tres policías y la propietaria del local de nombre María Tapia Cortés, de 55 años, con domicilio en la comunidad de Cuisillos en Uriangato.

También resultaron lesionadas dos empleadas.

Anayeli Hernández Pizano, originaria de Yuriria, murió cuando recibía atención médica en el Hospital Regional de Uriangato. Dos clientes resultaron heridos de bala.

Según Armando Amaro Vallejo, subprocurador de Justicia de la Región “C”, que acudió al sitio de la masacre, se montó un operativo para encontrar a los agresores.

“Compañeros de la Policía Ministerial fueron atacados por un grupo de gente que abordaron varios vehículos, también fueron alcanzados civiles... estamos ahorita en la operatividad para tratar de localizar a los vehículos y a las personas y por seguridad no podemos decir a dónde se fugaron”, dijo el funcionario.

Los peritos del Ministerio Público encontraron en el exterior de la fonda al menos 30 balas calibre .762 que corresponden a la AK-47 y todos los cuerpos fueron trasladados al Semefo de Celaya para realizarles la necropsia de ley.

Buscan 300 agentes a asesinos

Después de la ejecución de cuatro agentes ministeriales en Uriangato y en Celaya, se desplegó un operativo con al menos 300 elementos de distintas corporaciones.

Las policias municipales fueron alertadas sobre la presencia en las carreteras aledañas de los sicarios que viajaban en una camioneta y un automóvil.

De inmediato se integraron las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE), Tránsito del Estado, Policía Federal y elementos de la Policía Ministerial con apoyo de varios grupos municipales.

Minutos después llegó un contingente de efectivos del Ejército Mexicano de la zona militar de Sarabia a bordo de una camioneta, que apoyaron en el resguardo de la zona y en la operatividad.

Por espacio de tres horas se montó un operativo por la zona y se establecieron retenes y filtros de revisión por las carreteras federales Yuriria-Uriangato, Salvatierra-Yuriria, y en los límites de los municipios de Uriangato y Moroleón con Michoacán.

Sin embargo, no se pudo localizar a los responsables ni a los vehículos, ya que a pesar de que los policías sabían el lugar hacia donde se fugaron, ya no se encontraron rastros de ellos.

A la vez, los cuerpos de los policías ministeriales fueron escoltados por cerca de 20 elementos a las instalaciones del Semefo en Celaya para evitar algún ataque.


Fin de Pegote.