Noche negra para Chivas




Monterrey, 14 de mayo de 2008

Con una gran actuación de Luis Pérez y un error arbitral, Monterrey derrotó 4-1 al súper líder Guadalajara, que jugó su peor partido, en la ida de los cuartos de final del Torneo Clausura 2008 del futbol mexicano.

Los goles del triunfo fueron obra de Jared Borgetti, a los minutos 44, 68 y 73, así como del chileno Humberto Suazo, de penal al tercer minuto de compensación de la primera parte. Omar Bravo, desde los once pasos (7), había adelantado a Chivas, en partido disputado en el estadio Tecnológico.

Con este resultado, Guadalajara necesita derrotar por diferencia de tres goles a Monterrey para así obtener su pase por mejor ubicación en la tabla. Mientras Rayados se puede dar el lujo de caer por dos o con cualquier empate avanzan.

Un giro de 180 grados fue el que tomó este partido y que comenzó a gestarse desde el final de la primera parte. Guadalajara parecía tener controlado el partido, no sólo porque mantenía a raya a Monterrey, sino porque se había adelantado en el marcador muy temprano.

Los de la Perla de Occidente tuvieron fortuna al encontrar un balón en tres cuartos de campo, donde Sergio Santana filtró muy bien a Omar Bravo, quien se quitó a Jonathan Orozco, pero éste, con el brazo izquierdo, trompicó al atacante para que el silbante decretara la pena máxima.

El encargado de ejecutar desde los once pasos fue Ramón Morales, quien de zurda muy bien colocó el esférico pegado al poste derecho de la portería, al minuto siete.

Con el gol a favor, Chivas decidió ser un poco cauteloso, sabía que los regiomontanos, fieles a su estilo de juego y con la desventaja en el marcador, iban a ir al frente y por consiguiente regalarían espacios que ellos podrían explotar.

El partido estaba bajo control del líder general, sin embargo, el panorama cambió por completo tras la expulsión de Ramón Morales, por propinarle una patada en el rostro a Luis Pérez, para quedarse en inferioridad numérica, al minuto 37.

Rayados supo sacarle jugo a esta situación antes del descanso, al lograr el empate en un gran pase de Luis Pérez que encontró solo a Jared Borgetti, quien la controló de pecho y con gran calma definió con un toque abajo pegado al poste izquierdo para batir a Luis Michel, al minuto 44.

Cuando todo indicaba que se irían al descanso con la paridad, apareció la figura del asistente número dos, que señaló como falta un choque dentro del área entre Héctor Reynoso y el chileno Humberto Suazo, para que el central Francisco Chacón decretara la pena máxima.

El propio Chupete tomó la responsabilidad de ejecutar y lo hizo muy bien al engañar a Michel para poner el balón abajo, pegado al poste derecho y darle la vuelta a la pizarra.

Monterrey y el técnico argentino Ricardo La Volpe sabían que estaban obligados a obtener la mayor ventaja posible, para ello fue más agresivo, pese a que tuvo que prescindir de Suazo debido a una lesión en la pierna izquierda.

El brasileño Robert de Pinho ocupó su lugar y no desentonó pues colaboró a la ofensiva en el tercer y cuarto goles.

La gran noche de Luis Pérez tuvo un destello más al filtrar un excelene balón al ex jugador de Atlas, quien de media vuelta sacó un disparo que Michel rechazó a la ubicación de Borgetti, quien de zurda puso el 3-1, al 68.

Chivas se desmoronó por completo ante el ímpetu norteño y vio cómo su meta era vencida por cuarta ocasión en una gran descolgada de Carlos Ochoa por derecha.

Ochoa mandó un centro que De Pinho remató ante la barrida de la zaga con tanta suerte que el esférico le quedó a Jared, quien de media vuelta puso el tercero en su cuenta, al 73.

El panorama, de por sí desolador para el "Rebaño Sagrado", se convirtió en una verdadera pesadilla al quedarse con nueve hombres tras la expulsión de Patricio Araujo.

No obstante, esto ya no influyó en nada, pues Monterrey se conformó ante unas Chivas que tiene que replantear su juego si quieren darle al vuelta a este marcador que luce bastante pesado.

El arbitraje estuvo a cargo de Francisco Chacón, quien tuvo una actuación polémica al marcar un penal muy dudoso. Expulsó de roja directa a Ramón Morales (37) y a Patricio Araujo (74) por los visitantes.

Amonestó a Jonny Magallón (16), Edgar Solís (35), Luis Michel (45) y Omar Bravo (62) por los visitantes. El panameño Felipe Baloy (31) vio cartón preventivo por los de casa. (FCR)

Todavía no esta nada escrito pero por lo visto las chivillas la tienen dificil, ya ves Ivan si hubiéramos apostado ya tendria una buena ventaja, ni modo Chicana, Lokilla y Damian asi es la vida xD... jugaron bien toda la temporada y perdieron la caveza en la liguilla, aunque aun pueden dar la vuelta...