En 2008, rescate integral de la Laguna de Yuriria




El IEE busca pasar del control químico del lirio al biológico y tratar la totalidad de aguas residuales


Enrique Kato Miranda, director General del Instituto Estatal de Ecología (IEE), aseguró que este es un año dedicado al rescate ecológico de la Laguna de Yuriria, pero aclaró que la atención al problema que representa el lirio acuático se mantendrá en los siguientes años.

El combate al lirio tendrá que ser apoyado con recursos presupuestales, y el objetivo es pasar de un control químico a un control biológico, y de éste al tratamiento total de las aguas residuales, para que esa planta acuática sea erradicada, apuntó.

Kato Miranda señaló que ya se tiene terminado un estudio que permitió identificar los puntos generadores de aguas residuales que tendrán que ser controlados mediante sistemas de tratamiento pequeños.

Recordó que recién se inauguró la planta tratadora de aguas residuales de Yuriria, pero sólo para sanear las que genera la zona urbana de ese municipio, pero que eso "no es todo", porque "hay más" líquido que requiere ser tratado.

"Y ahora ya sabemos dónde", añadió el director General del IEE, quien subrayó que a partir de ese estudio se podrá definir cuánto hay qué invertir y en qué puntos exactamente construir los pequeños sistemas para tratar las aguas residuales de poblados rurales de ese municipio del sur de la entidad.

Recordó además que está en curso el proyecto ejecutivo para el rescate de la zona de La Angostura, el cual estará listo este año "para pasar a las obras".

Sobre las acciones contra el lirio acuático, indicó que este año, se contempla despejar otras 160 hectáreas, y que a los pescadores se les entregaron redes para mejorar su actividad, además de que en febrero se inauguró un CERCA, en las inmediaciones a La Laguna de Yuriria y la planta de tratamiento de aguas residuales.

DELIMITARÁN ZONA FEDERAL

Precisó que se tienen también ya recursos para el estudio que va a delimitar la zona federal porque está borrada, se ha perdido, y con él, una vez concluido, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) podrá hacer el pronunciamiento de declaración correspondiente para que esa área sea respetada por todo mundo.

"No, el problema es que la zona federal se define a partir de los niveles de Aguas Máximas Ordinario (NAMO) y Extraordinario (NAME), y cuando este último se alcance, en un año muy lluvioso, habría problemas si la gente se ubica ahí", expuso al preguntarle si la idea era definir una zona de amortiguamiento.

"La idea es que no se asienten dentro del vaso de captación, porque si ahora ven el espejo del agua muy retirado, y piensan que pueden ocupar el terreno que no está invadido por el líquido, quizás se están exponiendo a un riesgo en el futuro", reiteró el funcionario.

Fuente: correo-gto.com